En el marco de su agenda en Washington D.C., el vicepresidente de la República y secretario técnico y de planificación de la presidencia, Oscar Ortiz, se reunió con salvadoreños que forman parte del movimiento Alianza TPS, con quienes compartió los esfuerzos del gobierno con miras a encontrar una alternativa que les brinde estabilidad migratoria en los Estados Unidos.

“Quería personalmente, a nombre del presidente Salvador Sánchez Cerén, felicitarlos, reconocerles y agradecerles por toda la enorme labor que ustedes desarrollan como verdaderos activistas ad honorem. Voluntarios que han venido volcándose creativamente por hacer esta gran cruzada dentro de los distintos estados de los Estados Unidos y sobre todo, tratar no sólo de concientizar sino de crear una nueva correlación positiva para poder buscar una solución favorable a miles de familias y sensibilizar sobre este importante tema”, afirmó.

Con motivo de la canonización de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, las representaciones diplomáticas y consulares de El Salvador en distintas partes del mundo realizaron varias ceremonias religiosas y diversas actividades, el 13 y 14 de octubre, para compartir con la comunidad de connacionales la alegría, satisfacción y esperanza que simboliza este acontecimiento histórico.

En Estados Unidos, el Consulado General en Houston, Texas, develó en sus instalaciones la imagen oficial del primer santo salvadoreño y expuso la colección de fotografías “Romero Vive”, del Museo de la Palabra y la Imagen de San Salvador. Mientras que en Manhattan, Nueva York, se exhibió un mural en su honor.

En este mismo país, las oficinas consulares en las ciudades de Atlanta, Boston, Chicago, Dallas, Las Vegas y McAllen, organizaron eucaristías en las que se honró la vida y obra del arzobispo mártir. Precisamente, en reconocimiento a su legado, la ciudad de Aurora declaró oficialmente el 14 de octubre como el Día de Monseñor Arnulfo Romero, tal y como fue dado a conocer por la alcaldía de esa localidad durante una misa solemne dedicada al guía espiritual.

Más servicios religiosos tuvieron lugar en las ciudades de Silver Spring y Hyattsville, con la participación de autoridades consulares y de la embajada salvadoreña, la cual también fue parte del foro “El Legado de San Óscar Arnulfo Romero, Obispo y Mártir”, que se desarrolló en la Universidad Católica de América, en Washington, D.C.

De igual forma, las embajadas en Belice, Guatemala, Costa Rica, Honduras, México, Nicaragua y Panamá, llevaron a cabo misas especiales ante la proclamación hecha por el papa Francisco, ayer en la plaza San Pedro, de la ciudad del Vaticano.

Desde América del Sur y el Caribe, las representaciones diplomáticas en Chile, Argentina, Brasil, Bolivia y República Dominicana, se sumaron a esta celebración, con la realización de actos litúrgicos y ágapes que reunieron a compatriotas y seguidores de Monseñor Romero.

En Europa, las misiones en los Países Bajos y en Austria convocaron a participar de las misas de acción de gracias por la canonización del religioso. Además, en Suecia, se presentó un festival de cine, a cargo de la Asociación Óscar Arnulfo Romero (UMOAR Uppsala).

A esta fiesta que ha venido a llenar de júbilo al pueblo salvadoreño también se unieron la colonia de compatriotas y latinoamericana en Corea, donde se ofició una ceremonia en la parroquia San Francisco, de Seúl, organizada por la embajada en ese país.

Con motivo de la canonización de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, las representaciones diplomáticas y consulares de El Salvador en distintas partes del mundo realizaron varias ceremonias religiosas y diversas actividades, el 13 y 14 de octubre, para compartir con la comunidad de connacionales la alegría, satisfacción y esperanza que simboliza este acontecimiento histórico.

En Estados Unidos, el Consulado General en Houston, Texas, develó en sus instalaciones la imagen oficial del primer santo salvadoreño y expuso la colección de fotografías “Romero Vive”, del Museo de la Palabra y la Imagen de San Salvador. Mientras que en Manhattan, Nueva York, se exhibió un mural en su honor.

En este mismo país, las oficinas consulares en las ciudades de Atlanta, Boston, Chicago, Dallas, Las Vegas y McAllen, organizaron eucaristías en las que se honró la vida y obra del arzobispo mártir. Precisamente, en reconocimiento a su legado, la ciudad de Aurora declaró oficialmente el 14 de octubre como el Día de Monseñor Arnulfo Romero, tal y como fue dado a conocer por la alcaldía de esa localidad durante una misa solemne dedicada al guía espiritual.

Más servicios religiosos tuvieron lugar en las ciudades de Silver Spring y Hyattsville, con la participación de autoridades consulares y de la embajada salvadoreña, la cual también fue parte del foro “El Legado de San Óscar Arnulfo Romero, Obispo y Mártir”, que se desarrolló en la Universidad Católica de América, en Washington, D.C.

De igual forma, las embajadas en Belice, Guatemala, Costa Rica, Honduras, México, Nicaragua y Panamá, llevaron a cabo misas especiales ante la proclamación hecha por el papa Francisco, ayer en la plaza San Pedro, de la ciudad del Vaticano.

Desde América del Sur y el Caribe, las representaciones diplomáticas en Chile, Argentina, Brasil, Bolivia y República Dominicana, se sumaron a esta celebración, con la realización de actos litúrgicos y ágapes que reunieron a compatriotas y seguidores de Monseñor Romero.

En Europa, las misiones en los Países Bajos y en Austria convocaron a participar de las misas de acción de gracias por la canonización del religioso. Además, en Suecia, se presentó un festival de cine, a cargo de la Asociación Óscar Arnulfo Romero (UMOAR Uppsala).

A esta fiesta que ha venido a llenar de júbilo al pueblo salvadoreño también se unieron la colonia de compatriotas y latinoamericana en Corea, donde se ofició una ceremonia en la parroquia San Francisco, de Seúl, organizada por la embajada en ese país.

Con motivo de la canonización de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, las representaciones diplomáticas y consulares de El Salvador en distintas partes del mundo realizaron varias ceremonias religiosas y diversas actividades, el 13 y 14 de octubre, para compartir con la comunidad de connacionales la alegría, satisfacción y esperanza que simboliza este acontecimiento histórico.

En Estados Unidos, el Consulado General en Houston, Texas, develó en sus instalaciones la imagen oficial del primer santo salvadoreño y expuso la colección de fotografías “Romero Vive”, del Museo de la Palabra y la Imagen de San Salvador. Mientras que en Manhattan, Nueva York, se exhibió un mural en su honor.

En este mismo país, las oficinas consulares en las ciudades de Atlanta, Boston, Chicago, Dallas, Las Vegas y McAllen, organizaron eucaristías en las que se honró la vida y obra del arzobispo mártir. Precisamente, en reconocimiento a su legado, la ciudad de Aurora declaró oficialmente el 14 de octubre como el Día de Monseñor Arnulfo Romero, tal y como fue dado a conocer por la alcaldía de esa localidad durante una misa solemne dedicada al guía espiritual.

Más servicios religiosos tuvieron lugar en las ciudades de Silver Spring y Hyattsville, con la participación de autoridades consulares y de la embajada salvadoreña, la cual también fue parte del foro “El Legado de San Óscar Arnulfo Romero, Obispo y Mártir”, que se desarrolló en la Universidad Católica de América, en Washington, D.C.

De igual forma, las embajadas en Belice, Guatemala, Costa Rica, Honduras, México, Nicaragua y Panamá, llevaron a cabo misas especiales ante la proclamación hecha por el papa Francisco, ayer en la plaza San Pedro, de la ciudad del Vaticano.

Desde América del Sur y el Caribe, las representaciones diplomáticas en Chile, Argentina, Brasil, Bolivia y República Dominicana, se sumaron a esta celebración, con la realización de actos litúrgicos y ágapes que reunieron a compatriotas y seguidores de Monseñor Romero.

En Europa, las misiones en los Países Bajos y en Austria convocaron a participar de las misas de acción de gracias por la canonización del religioso. Además, en Suecia, se presentó un festival de cine, a cargo de la Asociación Óscar Arnulfo Romero (UMOAR Uppsala).

A esta fiesta que ha venido a llenar de júbilo al pueblo salvadoreño también se unieron la colonia de compatriotas y latinoamericana en Corea, donde se ofició una ceremonia en la parroquia San Francisco, de Seúl, organizada por la embajada en ese país.

Con motivo de la canonización de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, las representaciones diplomáticas y consulares de El Salvador en distintas partes del mundo realizaron varias ceremonias religiosas y diversas actividades, el 13 y 14 de octubre, para compartir con la comunidad de connacionales la alegría, satisfacción y esperanza que simboliza este acontecimiento histórico.

En Estados Unidos, el Consulado General en Houston, Texas, develó en sus instalaciones la imagen oficial del primer santo salvadoreño y expuso la colección de fotografías “Romero Vive”, del Museo de la Palabra y la Imagen de San Salvador. Mientras que en Manhattan, Nueva York, se exhibió un mural en su honor.

En este mismo país, las oficinas consulares en las ciudades de Atlanta, Boston, Chicago, Dallas, Las Vegas y McAllen, organizaron eucaristías en las que se honró la vida y obra del arzobispo mártir. Precisamente, en reconocimiento a su legado, la ciudad de Aurora declaró oficialmente el 14 de octubre como el Día de Monseñor Arnulfo Romero, tal y como fue dado a conocer por la alcaldía de esa localidad durante una misa solemne dedicada al guía espiritual.

Más servicios religiosos tuvieron lugar en las ciudades de Silver Spring y Hyattsville, con la participación de autoridades consulares y de la embajada salvadoreña, la cual también fue parte del foro “El Legado de San Óscar Arnulfo Romero, Obispo y Mártir”, que se desarrolló en la Universidad Católica de América, en Washington, D.C.

De igual forma, las embajadas en Belice, Guatemala, Costa Rica, Honduras, México, Nicaragua y Panamá, llevaron a cabo misas especiales ante la proclamación hecha por el papa Francisco, ayer en la plaza San Pedro, de la ciudad del Vaticano.

Desde América del Sur y el Caribe, las representaciones diplomáticas en Chile, Argentina, Brasil, Bolivia y República Dominicana, se sumaron a esta celebración, con la realización de actos litúrgicos y ágapes que reunieron a compatriotas y seguidores de Monseñor Romero.

En Europa, las misiones en los Países Bajos y en Austria convocaron a participar de las misas de acción de gracias por la canonización del religioso. Además, en Suecia, se presentó un festival de cine, a cargo de la Asociación Óscar Arnulfo Romero (UMOAR Uppsala).

A esta fiesta que ha venido a llenar de júbilo al pueblo salvadoreño también se unieron la colonia de compatriotas y latinoamericana en Corea, donde se ofició una ceremonia en la parroquia San Francisco, de Seúl, organizada por la embajada en ese país.

Con motivo de la canonización de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, las representaciones diplomáticas y consulares de El Salvador en distintas partes del mundo realizaron varias ceremonias religiosas y diversas actividades, el 13 y 14 de octubre, para compartir con la comunidad de connacionales la alegría, satisfacción y esperanza que simboliza este acontecimiento histórico.

En Estados Unidos, el Consulado General en Houston, Texas, develó en sus instalaciones la imagen oficial del primer santo salvadoreño y expuso la colección de fotografías “Romero Vive”, del Museo de la Palabra y la Imagen de San Salvador. Mientras que en Manhattan, Nueva York, se exhibió un mural en su honor.

Con motivo de la canonización de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, las representaciones diplomáticas y consulares de El Salvador en distintas partes del mundo realizaron varias ceremonias religiosas y diversas actividades, el 13 y 14 de octubre, para compartir con la comunidad de connacionales la alegría, satisfacción y esperanza que simboliza este acontecimiento histórico.

En Estados Unidos, el Consulado General en Houston, Texas, develó en sus instalaciones la imagen oficial del primer santo salvadoreño y expuso la colección de fotografías “Romero Vive”, del Museo de la Palabra y la Imagen de San Salvador. Mientras que en Manhattan, Nueva York, se exhibió un mural en su honor.

Con motivo de la canonización de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, las representaciones diplomáticas y consulares de El Salvador en distintas partes del mundo realizaron varias ceremonias religiosas y diversas actividades, el 13 y 14 de octubre, para compartir con la comunidad de connacionales la alegría, satisfacción y esperanza que simboliza este acontecimiento histórico.

En Estados Unidos, el Consulado General en Houston, Texas, develó en sus instalaciones la imagen oficial del primer santo salvadoreño y expuso la colección de fotografías “Romero Vive”, del Museo de la Palabra y la Imagen de San Salvador. Mientras que en Manhattan, Nueva York, se exhibió un mural en su honor.

Con motivo de la canonización de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, las representaciones diplomáticas y consulares de El Salvador en distintas partes del mundo realizaron varias ceremonias religiosas y diversas actividades, el 13 y 14 de octubre, para compartir con la comunidad de connacionales la alegría, satisfacción y esperanza que simboliza este acontecimiento histórico.

En Estados Unidos, el Consulado General en Houston, Texas, develó en sus instalaciones la imagen oficial del primer santo salvadoreño y expuso la colección de fotografías “Romero Vive”, del Museo de la Palabra y la Imagen de San Salvador. Mientras que en Manhattan, Nueva York, se exhibió un mural en su honor.

Con motivo de la canonización de Monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, las representaciones diplomáticas y consulares de El Salvador en distintas partes del mundo realizaron varias ceremonias religiosas y diversas actividades, el 13 y 14 de octubre, para compartir con la comunidad de connacionales la alegría, satisfacción y esperanza que simboliza este acontecimiento histórico.

En Estados Unidos, el Consulado General en Houston, Texas, develó en sus instalaciones la imagen oficial del primer santo salvadoreño y expuso la colección de fotografías “Romero Vive”, del Museo de la Palabra y la Imagen de San Salvador. Mientras que en Manhattan, Nueva York, se exhibió un mural en su honor.